domingo, 4 de abril de 2021

los que al menos en este encuentro

 La practicidad es la mejor carta de América, el equipo de Santiago Solari sigue y sigue sumando, se mantiene prendido a la parte alta de la tabla general, lo hace porque sin ser tan virtuoso, ejecuta su futbol de manera efectiva. Ahora su víctima fue Necaxa, un equipo que empezó ganando, pero sucumbió 2-1, desde la pelota parada.

Era un encuentro que tenía su trampa, porque Necaxa llegaba con motivación después de la victoria que logró hace un par de semanas, y porque América no tenía a dos de sus mejores elementos. Santiago Solari echó mano de Roger Martínez y de Giovani dos Santos para solventar las bajas de Henry Martin y de Sebastián Córdova.

Roger se exigió y tuvo buenos momentos. Y Gio, que tuvo la enésima oportunidad para demostrar su valía, sabía que era la ocasión para mandar el mensaje de que se puede contar con él con mayor frecuencia. Dispuso de 70 en los que al menos en este encuentro se fue con el traje de héroe, ahora habrá que ver si las molestias musculares no aparecen en el corto plazo.

Consciente del momento que vive América; Necaxa fue un equipo que trazó su partido con base en un buen orden defensivo, en cerrar los caminos para los jugadores que generan mayor desequilibrio y que no los tomarán mal parados.

Aunque América sí que logró tener un par de acciones, precisamente al aprovechar un par de errores de los necaxistas. Primero una pérdida de la pelota en medio campo llevó a Giovani a la frontal del área y Dos Santos sacó un zurdazo que pasó apenas desviado del poste del portero Hernández. Luego Richard arrancó con la pelota y entró al área donde mandó un centro que cabeceó Roger, pero Hernández con un buen manotazo evitó el gol de las Águilas.

Parecía que América se agitaría, pero no fue así, Necaxa también se encontró con un par de acciones justo con el plan que había imaginado, robó una pelota en el centro del campo por un mal pase de Jorge Sánchez y Zendejas proyectó a Maximiliano Salas, el argentino llegó al área y tiró cruzado, pero la pierna de Ochoa mantuvo el cero.

Y después vino una jugada magistral, la armaron los Rayos desde la defensa, en medio campo Mercado y Zendejas se juntaron y éste último dio un taconazo que rompió a la zaga azulcrema. Salas arrancó con la pelota y en el área aguantó la llegada de Barragán, Maximiliano asistió a Martín y Necaxa pegaba primero al 40’.

Era un escenario para medir la capacidad de reacción de las Águilas, que justo antes del descanso se metieron de vuelta en el partido. Si el gol de Necaxa fue una jugada magistral, el de América no desmereció. Richard Sánchez cobró un tiro libre de forma perfecta, un golpeo con la derecha justo por encima de la barrera y aunque Hernández voló para buscar llegar a la bola, se quedó a unos centímetros.

Tras el descanso, el ritmo bajó ligeramente. Los dos equipos jugaban sus cartas, pero fue América el que tuvo la onza de su lado. En otra pelota parada, Richard la puso en el filo del área chica, a donde llegó Giovani con mucha determinación, le ganó la posición a Cabrera y remató con la cabeza picado para vencer a Hernández. Dos Santos había tenido un partido discreto, pero apareció en un momento justo.

Ahora fue Necaxa el obligado a adelantar líneas, lo hizo y tuvo un par de tiros de media distancia, pero ninguno exigió la intervención de Ochoa. Solari refrescó a su equipo, le dio más peso en el centro del campo. Gestionó su ventaja y sumó tres puntos más.

América no cede, gana por la practicidad de su juego, estará en la Liguilla donde buscará ratificar su buen torneo. Ahora la Concachampions se atraviesa entre Tigres y Cruz Azul, equipos que se presume serán la prueba más dura, sobre todos los celestes, dentro de 15 días, ya se antoja como el mejor platillo del torneo.