sábado, 27 de marzo de 2021

Lo más importante es disfrutar de los partidos

 Jaime Lozano, entrenador de la Selección Nacional Sub-23, insistió en erradicar el grito homofóbico de las tribunas del estadio Jalisco, sede de las semifinales del Preolímpico de la Concacaf.

El timonel reconoció la investigación que existe sobre la Federación Mexicana de Futbol (FMF) por parte de la FIFA, pero desconoció el detalle de la misma. Su único pensamiento está sobre el rival, Canadá, previo al encuentro que puede darle al Tricolor el boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Queremos invitar a la afición que nos apoye y que no se dé el grito, mismo que esperemos que no se repita en México o en cualquier otra parte, porque puede perjudicarnos a todos”, comentó Lozano, en videoconferencia, desde Guadalajara.

La exclamación se escuchó en dos de los tres partidos de la fase de grupos del Tricolor. En el primero, ante República Dominicana, retumbó en el estadio Jalisco y, contra Estados Unidos, se escuchó casi al final del juego, cuando la afición se enganchó con el portero David Ochoa, en el Jalisco.

“Hay que tener respeto siempre que estemos en el estadio… No es algo nuevo, ya se había erradicado y ahora hay que volver a empezar”, subrayó “Jimmy”. “Lo más importante es disfrutar de los partidos de la Selección, porque si le va bien a todo México le va bien”.

Sebastián Jurado, portero –posición que recibe el insulto durante los despejes– del Tricolor, respaldó las palabras del entrenador y confió en el buen comportamiento de los fanáticos que asistirán para el duelo de este domingo por la noche.

“Creo que debemos ser conscientes y podemos llevar a mal puerto por tema de ese grito. Es crear consciencia a través de la afición, con base en todos los mensajes que se han hecho. Hay que apoyar a la Selección sin el grito”, dijo el guardameta del Cruz Azul.